El trabajo presencial es cosa del milenio pasado

El trabajo presencial es cosa del milenio pasado

El entorno de trabajo habitual ha evolucionado desde el cambio de milenio.

Tras el ataque terrorista en 2001 a las Torres Gemelas y al Pentagono se produjo una situación de cambio en las agencias de seguridad internacionales, uno de los más llamativos fue el del departamento de análisis criptográfico del Reino Unido.

Este departamento, que es uno de los más reconocidos a nivel global, tenía sus trabajadores concentrados en un edificio digamos no determinado para el público, al ver lo ocurrido en el Pentágono se dieron cuenta que si algo ocurría de forma premeditada contra determinadas instalaciones esto generaría un problema de seguridad de dimensiones bastante serias.

Una vez localizado el problema se pusieron a pensar como solucionarlo y uno de los encargados de recursos humanos pensó que la solución más sencilla era mandarlos a todos para casa.

Se daban dos circunstancias para favorecer esta idea, por un lado los criptógrafos del departamento no eran conocidos por el público y por otro lado al diseminarlos por todo el Reino Unido se evitaba la posibilidad de perder a todo el personal en un solo ataque.

Total que se pusieron a ello e instalaron sistemas de seguridad y vigilancia en casa de los trabajadores del departamento y ¡ale! a teletrabajar.

El teletrabajo de los miembros de seguridad británicos cambio con el atentado del 11S

El teletrabajo no es algo nuevo, los medios digitales posibilitan cada vez más este tipo de entorno de trabajo, desde envío de ficheros por email a las videoconferencias para hacer reuniones, pasando por las opciones para compartir la pantalla y poder hacer cambios en tiempo real.

En el siglo XXI las oficinas son nuestras propias casas, por ejemplo el caso de Automattic que es la empresas que desarrolla WordPress.

En 2010 Automattic compró unas oficinas de unos 1300 metros cuadrados para que los trabajadores de la empresa desarrollasen la plataforma, pero claro esto ha ido cambiando y los programadores prefieren trabajar desde su propia casa.

En las palabras del propio Matt Mullenweg que dice que a las oficinas de Automattic solo van a trabajar de vez en cuando unas cinco personas con lo que tienen más de 250 metros cuadrados de espacio de trabajo para cada uno.

Esta situación de venta de oficinas y deslocalización de los trabajadores contrasta por ejemplo con las nuevas oficinas de Apple que están pensadas para que los empleados vayan todos los días a realizar sus proyectos, o IBM que está comenzando a intentar convencer a sus trabajadores que mejor que vayan a trabajar a la oficina que desde casa.

El trabajo desde casa no es perfecto

En realidad el teletrabajo tiene ventajas e inconvenientes, por ejemplo tiene el inconveniente que el trabajo el grupo es a veces complicado de desarrollar pese a que la tecnología permita hacer unas buenas reuniones grupales, pero como ventajas permite una mejor conciliación de la vida laboral y familiar o que la huella de carbón por desplazamientos en coches o autobuses es mucho menor, también es una ventaja la posibilidad de que las oficinas de las compañías sean más pequeñas y que los trabajadores resultan ser más productivos.

Pero claro, para poder teletrabajar hay que tener disciplina para evitar caer en la procrastinación, pero de esto hablaremos otro día.

Nuestra camiseta recomendada para el trabajo deslocalizado

Con la llegada de los ordenadores portátiles, tu oficina está donde pongas tu ordenador, así que necesitas nuestra camiseta  😉

Camiseta trabaja donde quieras
Click aqui para ver la camiseta en la tienda

[rad_rapidology_locked optin_id=optin_3]Descuento 20%[/rad_rapidology_locked]