No hay creencia, aunque sea estúpida, que no reúna a sus fieles seguidores los cuales la defenderán hasta la muerte.

Isaac Asimov

Déjanos un comentario / Leave a Reply