Lo que me deja atónita es que, en teoría, la moda cambia cada seis meses y, sin embargo, todo el mundo viste igual

Agatha Ruiz de la Prada